Las empresas de videojuegos de Colombia y Latinoamérica son competitivas a nivel mundial

imagen foto_marquesina.jpg

Bogotá, 22 de septiembre de 2017. En una primera sesión, estuvieron presentes Carlos Rocha, de BTG (Below the game); Enrique Fuentes, de Teravision Games; y Luis Correa, Gerente de C2 Studios, quienes hablaron de su trayectoria y recorrido por el mundo de los videojuegos.

BTG (Below the game) es una empresa colombiana, de Bucaramanga, que ha producido videojuegos como Story horrors y Haimrik, desde hace 10 años. Carlos Rocha comentó que, al principio, le gustaba el cine, la literatura, el arte, pero también la ciencia y programar, por eso los videojuegos fueron la forma de combinar todas sus pasiones. “La única forma de aprender a hacer videojuegos es haciendo videojuegos. Uno puede leer mil libros, tener referencias, pero la mejor forma de aprender es haciéndolos”, comentó.

Rocha señaló que, aunque no son los mejores, sí tratan de ser diferentes y enfatizó en que siempre que se hace un videojuego, es importante tener varios planes porque es común fracasar. Además, indicó que no hay que temerle al mercado. “Tengan paciencia y mucha perseverancia; como muchos me han dicho: esto no es una carrera de velocidad, sino una maratón (…). Lo relevante no es de dónde somos, lo importante es tener visibilidad y ser diferentes porque hay muchos juegos y queremos ser distintos”.

Por su parte, Luis Correa, gerente de la compañía colombiana C2 Studios, señaló que pensaba en los videojuegos desde que tenía uso de razón. Estudió en el exterior y decidió regresar a Colombia para comenzar a producir con su empresa productos como Cloud Watch, Cowboyguns, Nitrochimp y SuperNitroChimp.

Para él, al hacer un videojuego, lo primordial es la calidad y dejó una lección: “que seamos de un país latinoamericano no es excusa para no presentar algo que sea competitivo. Cuando el juego sale, a nadie le importa que seamos de Colombia; competimos cara a cara con industrias que nos llevan década de ventajas. La única manera de competir es con pasión y trabajo duro. No hay fórmulas, no hay atajos”.

De otro lado, el ingeniero de computación venezolano Luis Daniel Zambrano, de Teravision Games, contó que se enamoró del tema gracias a un profesor de la universidad. “Monté la empresa en Caracas, soy ingeniero, pero de corazón siempre fui artista y estaba buscando la manera de unir los dos mundos y los videojuegos fueron el lugar perfecto para ello. Fue en 2006 y aquí estamos, ha sido un camino largo y arduo”, señaló.

Como consejo a los asistentes, planteó la necesidad de intentar y fallar, “tienen que darse golpes, plantearse alcances razonables para que el primer juego salga rápido. En los primeros juegos van a fallar, pero cuando lleguen al 10, con todo el aprendizaje que han tenido, empiezan a brillar, a funcionar. Es una cosa de millaje y de ser muy humilde. Nadie se las sabe todas, es una industria que cambia; experimenten, estudien, pero, sobre todo, hagan”.

Ante la pregunta de los asistentes sobre las garantías para competir internacionalmente, Zambrano afirmó que “un juego bueno no viene definido por su origen, sino por el equipo que lo ejecuta y la pasión que se le pone. Competimos con juegos de calidad. Un juego bueno es producto de un talento apasionado que lo impulse a crecer y ser mejor”.

Finalmente, Alejandro González de Brainz Games, contó que la primera empresa que tuvo era para hacer infografía digital; luego, en el 2010, crearon contenidos propios: inicialmente, su equipo pensó en películas cortas, luego trabajaron en un largometraje, pero se dieron cuenta que la industria del cine animado era muy competida. Cambiaron y vieron una oportunidad en el área de videojuegos. “Lo que teníamos en el área de animación nos dio visibilidad; cerramos un fondo de inversión colombiano y nos dieron la oportunidad de cometer muchos errores y aprender a hacer videojuegos”.

La empresa ha logrado mantenerse gracias a que la primera ronda de inversión, que les permitió crecer. “Conformamos rápido un equipo, aprendimos. Nos dimos cuenta que no teníamos capacidad de distribución. Nos enfocamos en unir esfuerzos y crear videojuegos y buscar distribuidores”.

Entre los videojuegos desarrollados por esta empresa están Vampire Season, Mark of the dragon, World War Doh.

Logos: MinTic - Vive Digital - Todos por un nuevo País